Tamaño letra:

 

La ceguera por cataratas es un problema de salud pública de grandes proporciones en los países en desarrollo. La alta prevalencia de este tipo de ceguera y la creciente incidencia de cataratas ocasionada por el envejecimiento de la población aumentan considerablemente el número de operaciones quirúrgicas necesarias.

La catarata es responsable del 50% de la ceguera a nivel mundial y en Colombia hay cerca de 380.000 personas ciegas por catarata con una prevalencia de catarata en población mayor de 45 años cercana al 20%. En el instituto para niños ciegos y sordos se intervienen anualmente cerca de tres mil personas con catarata, siendo una de las instituciones que más cirugías realiza por esta patología en el suroccidente colombiano.

La catarata Ocurre cuando el cristalino (“el lente” del Ojo) se nubla afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento y son muy comunes en las personas mayores. Pueden ocurrir en uno o en ambos ojo y no se transmite de un ojo al otro.

 

En la Clínica del Instituto Para Niños Ciegos y Sordos se extraen con: facoemulsificación, de manera extracapsular con puntos o intracapsular. Las dos últimas son técnicas antiguas que hoy sólo se utilizan en casos de cataratas muy avanzadas.

El propósito de la cirugía de catarata o facoemulsificación es la destrucción y extracción del cristalino opaco, más su reemplazo por un lente artificial para reestablecer la cantidad y calidad de la visión.

El lente que se implante puede ser de varios tipos:

Monofocal con una sola distancia focal o de visión.

Torico el cual corrige también astigmatismo.

Multifocal con 3 distancias focales o de visión.